Consideraciones para implanatar un Sistema Antivirus Corporativo
En entornos Windows

Una de las consideraciones a tomar en cuenta, durante la fase de evaluación técnico/económica de las soluciones candidatas, es el esfuerzo que representará la instalación del producto en los equipos de la red para su futura administración. Este esfuerzo dependerá de varios factores tales como:


La Interconexión: Uno de los principales elementos a tomar en cuenta, es si existe interconexión entre los equipos clientes, en pocas palabras habría que responder a preguntas como, ¿los equipos clientes pertenecen a una red?, ¿los equipos clientes tienen acceso a un posible servidor común? ¿los equipos clientes tienen acceso a Internet?

Dependiendo de las respuestas a estas preguntas, podemos enfocar la instalación hacia una solución con administración desde la nube o con una administración local (on premise).

La capacidad de administración centralizada: Acá corresponde identificar si existe una estructura jerárquica de administración, que nos permita hacer instalaciones y des-instalaciones de forma remota en los equipos. El método más común para esto, sería disponer de un Dominio o al menos un password único de administrador para las estaciones de trabajo.

La presencia de otra marca de antivirus instalada en los equipos: Los sistemas antivirus corporativos, que incluyen protección en tiempo real, por lo general no son compatibles con productos de sus competidores, lo que significa que si necesitas instalar un producto de la marca A en un PC que ya tiene instalado un producto de la marca B, deberás tomar en cuenta la tarea de desinstalación del antivirus B.

No olvides que desinstalar un antivirus tiene sus características y condiciones, y que en la mayoría de los casos requerirá el reinicio del PC.

Instalación masiva: La tarea de instalación masiva, es una de las características comúnmente ofrecida por los fabricantes de productos corporativos basados en soluciones administradas (on premise), que con seguridad facilitará notablemente el proceso, pero en muchos casos, no se logra un alcance al 100%, un pequeño porcentaje podría requerir intervención local.

Para considerar una instalación masiva centralizada, es necesario tomar en cuenta algunos requisitos, como la presencia de un nivel mínimo de interconexión, capacidad de administración y el ancho de banda. Toma en cuenta que cada vez que se solicite la instalación del producto en un equipo remoto, será necesario enviar el archivo de instalación desde el repositorio del servidor central, hasta el equipo destino, esto supone la transferencia de unos cuantos MB de datos (100MB - 500MB), y que estos se multiplicarán por la cantidad de instalaciones simultáneas que se planifiquen.


Desinstalación masiva: Esta es una tarea muy solicitada por los administradores, sin embargo, no es proporcionada por muchos de los fabricantes. En el caso de que sea necesaria la desinstalación de un producto no compatible, antes de iniciar la instalación y cuando el fabricante no ofrece una solución integrada, pueden utilizarse herramientas como el Windows Management Instrumentation Console (WMIC).


Una vez evaluados estos elementos, haz una planificación de actividades, realiza pruebas pilotos con los productos de los sistemas candidatos, estima el tiempo y costo de la instalación y suma este valor al costo de la licencia, así tendrás una mejor relación precio valor del producto a adquirir.




¿Cómo proteger nuestros dispositivos de trabajo de los cibercriminales?